Las mejores preguntas cuando consultas el tarot…

Por Iñaki Gallastegui Ugarte

Llevo alrededor de ocho años estudiando y leyendo el tarot para las personas. En estos años, he vivido cosas increíbles, como extrañas. La gente que me consulta generalmente quiere saber su porvenir, desean saber lo que les espera porque la incertidumbre no les permite vivir su presente con tranquilidad. Ni el tarot, ni ningún oráculo tiene el poder de comunicar el futuro por una simple razón; el futuro no existe. Generalmente, cuando llega una mujer soltera, su pregunta mas importante es “¿conoceré a un hombre?” y lo que generalmente le respondo “no puedo decirte si vas o no a conocerle, pero puedo decirte porque no lo has conocido”. Si el futuro estuviera ya escrito ¿para qué nos preocupamos?

 

Alejandro Jodorowsky, el creador de la corriente de tarot en la que yo me eduque, dice siempre que nosotros debemos tener bien presentes tres cosas en la sesión:

  • Todo lo que decimos es de acuerdo a lo que sabemos, pues nadie lo sabe todo.
  • La información llega hasta cierto punto, porque nada es definitivo y todo tiene una excepción.
  • Y todo lo que decimos tiene un riesgo de equivocarnos, aceptar que somos humanos y falibles es importante, siempre podemos dar una interpretación errónea, y nadie esta exento de ello.

Muchas veces salen a la luz temas delicados en las lecturas que deben ser manejados con cuidado y con responsabilidad. ¿Por qué? Porque muchas personas, en su sensibilidad, pueden cometer incoherencias si la lectura no se ve favorable. Incluso una mueca de dolor al momento de ver el oráculo sobre la mesa puede alarmar al consultante y a la larga puede conducir a la paranoia incluso a la locura. Si le revelas a la persona equivocada que su pareja le es infiel, puede ir corriendo a matar a la pareja y a quien sospecha es el/la amante. ¿Ahora ves porque es importante consultar a un profesional? Como tarotista tenemos un gran poder sobre la persona que nos consulta, usar ese poder con irresponsabilidad puede causar grandes problemas. Entonces… ¿Cómo comunicas temas complicados sin alarmar al consultante? Un buen tarotista siempre dice las cosas con tacto, nunca regañamos a nadie. Si el consultante se pone muy tenso debemos enseñarle las opciones, abrirles el abanico de posibilidades. No hablamos sobre algo como si fuera definitivo, debemos enseñarle al consultante que tiene muchas opciones y que puede hacer muchas cosas para tratar su situación. Pero, ¿Qué pasa cuando una persona te pregunta si su pareja le es infiel? Existen personas que no son aptas mentalmente para aceptar una situación así, y por supuesto, siempre estamos en nuestro derecho a negarnos a responder una u otra pregunta, si lo consideramos pertinente. Lo segundo que podemos hacer, si la persona esta apta para manejar esa información es preguntarle si realmente desea saber eso. Generalmente en este punto, después de reflexionar, cambian su pregunta por una mas provechosa, por ejemplo, que pueden hacer para mejorar su situación sentimental.

Personalmente, siempre abro mis lecturas con una tirada general donde veamos fortalezas, debilidades, lo que dejamos atrás, hacia lo que nos abrimos, cuáles son las influencias que rodean al consultante y que impulsa sus esperanzas y sueños. Visto esto, les propongo un numero de preguntas limitado, ¿Por qué hago esto? Si yo les diera preguntas ilimitadas, o les permitiera poner en la mesa de consulta, temas ilimitados, me arriesgo a tres cosas; la primera es una sesión increíblemente larga, lo que es muy poco profesional, por no decir contraproducente. La segunda, el consultante desvariará, es decir, puede que llegue un momento en que pregunte cosas sin sentido como el estado de sus vecinos, o que opina su mejor amiga sobre tal tema o cualquier trivialidad que esta muy alejada de su desarrollo personal. Yo no soy un mago de feria, no hago trucos ni prodigios, mi intención es que mis pacientes lleguen a una sanación. Y, en tercer lugar, preguntar muchas cosas puede caer en una dependencia, cualquier tarotista que se respete a si mismo y respete su profesión nunca necesitara de la dependencia de sus consultantes, por el contrario, le alentara a llevar un verdadero trabajo personal.

 

Ahora, ¿Cómo podemos preguntar asertivamente durante una sesión de tarot? Siempre le digo a mis consultantes que las preguntas mas provechosas son las que nos abren a la posibilidad, no las que nos limitan. Habrá preguntas sobre aspectos que están fuera de tu control, en este caso, puede preguntar al tarot cuales es la mejor aptitud a tomar al respecto o que puedes hacer en la medida de tus posibilidades. Por favor, nunca te inhibas al preguntar, no se pueden hacer preguntas “en tu mente”, si no la expresas, el tarotista no te podrá responder efectivamente. A continuación, les presento unos ejemplos comunes:

NEGATIVA

EFECTIVA
¿Voy a encontrar el amor? ¿Por qué no he encontrado el amor?
¿Tendrá éxito mi empresa? ¿Qué puedo hacer para que mi empresa sea exitosa?
¿Qué sucederá con mi abuelo y su negocio? ¿Qué debo saber, sobre el negocio de mi abuelo, para apoyarlo?
¿Cuál será mi suerte? ¿Hacia dónde me dirijo?
¿Mejorará mi situación económica? ¿Qué puedo hacer para que mi situación económica sea satisfactoria?
Habrá un recorte de personal, perderé mi trabajo ¿Qué voy a hacer? ¿Qué nuevas oportunidades se abren frente a mí, en vista de mi despido?
Me siento muy triste por la muerte de mi abuelo, ¿Cuándo terminara esta tristeza? Me gustaría que los Arcanos me indicaran el mejor camino para sanar mi dolor por la muerte de mi abuelo.
Mi esposo y yo intentamos formar una familia ¿Cuándo quedaré embarazada? ¿Qué debo saber sobre mis intentos de concebir?
¿Qué debo hacer? ¿estudiar Derecho, o Medicina?

¿Qué posibilidades tengo con el Derecho?

¿Qué posibilidades tengo con la Medicina?

 

Si tienes alguna pregunta, o deseas sacar cita para una lectura de tarot, mándame un mensaje o háblame al +52 (55) 5287 6543, o escríbeme a pinceladasdemagia@gmail.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *