Astrología… una ciencia más allá de las revistas

Por Iñaki Gallastegui Ugarte

Todos hemos leído alguna vez el horóscopo que se escribe semanalmente en los periódicos y revistas de todo el mundo. El horóscopo de alguna forma nos hace sentir seguros de que al salir a la calle estaremos mas predispuestos a vivir algo importante bien sea beneficioso o negativo. Muchas personas en todo el mundo leen el horóscopo antes de comprar sus casas, contraer matrimonio o abrir un negocio. Incluso el 40° presidente de los Estados Unidos, Ronald Reagan y su esposa Nancy, recurrieron a la astrología para planificar los eventos mas importantes de sus agendas. Pero, ¿hasta qué punto esta disciplina se convierte en un entretenimiento del público, y en qué punto se convierte en una disciplina seria?


Los cielos han sido el objeto de maravilla de todas las culturas milenarias; los celtas edificaron el circulo de piedra de Stonehenge como un observatorio de las entradas del sol a la Tierra en diferentes etapas del año. En México, la cultura prehispánica dio lugar a un estudio detallado de los planetas, las estrellas y su influencia en la Tierra. Existe un enfoque astrológico diferente en todas las culturas, por ejemplo, en China se le conoce como “cálculo de destino” y se determina por cuadrantes divididos en secuencias decimales. Pero en todo el mundo, la corriente astrológica mas popular es sin duda la babilónica, la cual explicaba que los dioses vivían en doce “casas” ubicadas en el cielo. Algunas de estas casas son Acuario, Leo, Géminis, Libra… ¿te suena?
¿Cómo es posible que estrellas y planetas que están a miles de kilómetros de distancia de nosotros, tengan un efecto tan directo en nuestra vida? La astrología nos da una perspectiva diferente de la composición de los cuerpos celestes; de acuerdo con esto, los planetas y estrellas infunden una energía directa que se manifiesta de distinta manera en cada una de las personas en relación a las condiciones de su vida y su nacimiento. Se realiza un cálculo matemático que toma en cuenta el día, la hora y el espacio en el que naciste, partiendo de este diagnostico que te ayuda a determinar diferentes aspectos de tu personalidad, así como que tendencias tienes a repetir ciertos patrones o que predisposición tienes a vivir ciertas circunstancias.
En la astrología, todo gira en relación a la carta astral o natal. En ella descubrimos nuestro signo solar: el signo que el sol ocupaba el día de tu nacimiento, y que es el que leemos en los horóscopos semanales. Después tomamos en cuenta el ascendente, que describe tu apariencia y tu cosmovisión, es decir, la forma en que ves el mundo. Está marcado por el grado y el signo que se encontraba sobre el horizonte oriental en el momento de tu nacimiento. El descendente es nos da una visión de los patrones de comportamiento que tiendes a seguir en las relaciones intrapersonales. El medio cielo, muestra lo que estas buscando, cual es tu meta de vida. De la misma forma, el fondo del cielo, nos enseña cuáles son tus raíces, de donde vienes.

Joan Quigley fue una de las astrólogas que asesoro a los Reagan durante su presidencia.

Por muchos años, la astrología entro en la categoría de “pseudociencia”, y aunque hoy en día, se ha logrado avanzar en conocimientos y se ha dado un nivel de respeto mayor a la astrología, la verdad es que aun sigue siendo una disciplina enormemente criticada por la comunidad científica ortodoxa. Sin embargo, muchos de los filósofos y científicos mas importantes de todos los tiempos, coinciden en que existen fenómenos que se producen en las estrellas y que impactan de manera distinta en la vida humana, llegando a la conclusión de que existe todavía una cantidad de conocimiento muy limitada sobre este fenómeno, y es imposible deslindar completamente la posibilidad de que suceda algo. Uno de los estudiosos más serios y apasionados de la astrología fue Carl Gustav Jung (1875 – 1961), un psiquiatra de origen húngaro, discípulo predilecto de Sigmund Freud, y uno de los principales creadores de la Teoría Psicoanalítica. Jung fue uno de los principales exponentes de las teorías de personalidad que han inspirado los test psicométricos que te aplican en las empresas grandes o en las escuelas. Jung creía que el conocimiento de nuestra astrología, nos podía revelar aspectos ocultos de nuestra personalidad. En sus cartas a Freud, Jung escribió:

“Me atrevo a decir que algún día descubriremos en la astrología, una gran cantidad de conocimiento que se a proyectado intuitivamente en el cielo”

Quizá para muchos, la astrología parezca una cosa ridícula, quizá muchos piensen que no pasa de una canción de Roberta Kelly o una fascinación hippie. Pero, cuando veo la cantidad de personas devotas en el mundo que estudian la astrología con la misma seriedad de una carrera universitaria, y más aún, los miles de personas que consultan la astrología de una manera real y seria, resulta difícil deshacernos de la idea de que las estrellas están haciendo algo mucho mas que solamente brillar en los cielos. El ser humano siempre buscará planear todo lo que sucede en su vida con minuciosidad, porque cada día nos influyen fuerzas invisibles, de las cuales no tenemos control y con las cuales queremos fluir libremente, no ir en contra.

Carl Gustav Jung, realizo muchos estudios sobre la relación entre la carta natal y la personalidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *